La nueva versión de Google Chrome, la 25, será recordada como la primera que incluyó una característica revolucionaria, que dentro de poco será de lo más común: soporte para voz. En este enlace podéis ver el anuncio oficial en el blog de Chrome. A partir de ahora podremos fácilmente controlar nuestro navegador mediante comandos de voz, dictar textos que se incorporarán en nuestros emails, realizar búsquedas mediante voz o encontrar una dirección simplemente diciéndoselo al ordenador.

Google Chrome 25, ahora con soporte para voz

Google Chrome 25, ahora con soporte para voz

Esta característica a la cual nos veníamos acostumbrando ya en los móviles, es revolucionaria no sólo por lo que se ve a primera vista. Desde mi punto de vista, lo verdaderamente importante es que existe un API javascript (Web Speech API) que va a permitir a los desarrolladores incorporar estas tecnologías con gran facilidad en sus páginas web y en general en todo tipo de aplicaciones. Es decir, es probable que dentro de poco veamos estas características integradas no sólo en Google Mail o Google Docs o en el buscador de Google (todo ello previsible) sino también en otros sitios no necesariamente operados por Google, por ejemplo, para comprar nuestros billetes de avión o para ver nuestras cuentas en el banco.

En definitiva, un mundo nuevo de posibilidades está a punto de abrirse y en muy breve espacio de tiempo estoy seguro que el resto de competidores de Chrome (léase Firefox, Safari, Opera y el Internet Explorer) sacarán a la luz tecnologías que puedan competir con esta innovación. Sin embargo, no piensen que esta revolución se hará de un día para otro. Es previsible que el resto de navegadores saquen tecnologías que puedan competir pero seguramente incompatibles unas con otras. Luego pasará un tiempo hasta que el Web Consortium (W3C, el organismo que se dedica a estandarizar todas estas tecnologías) reaccione y se ponga a trabajar sobre el tema y una vez emitida su recomendación, tanto los navegadores como los desarrolladores deberán ponerse manos a la obra y adaptar tanto los primeros como las aplicaciones web ya en funcionamiento a las nuevas especificaciones. Si todo sale bien, pienso que estaremos hablando de al menos unos tres o cuatro años antes de vernos en una situación en la que la tecnología de voz se haya estandarizado y comience a popularizarse. Mientras y no veremos simplemente pruebas de concepto (pero completamente funcionales) en algunos sitios web que nos irán dejando la miel en los labios.

¿Te gustaría probar una demo de Google Web Speech? Pincha aquí (¡no olvides actualizar antes tu navegador a Chrome 25!)

especificación técnica del Web Speech API para programadores

Comments are closed.

Set your Twitter account name in your settings to use the TwitterBar Section.